Category

Metodologías Lean-Agile

PRINCE2 Agile

A la hora de llevar a cabo un proyecto software, nos podemos encontrar organizaciones que únicamente emplean los roles y técnicas propias de las metodologías Ágiles, otras que, en cambio, siguen un modelo clásico en cascada – con un Jefe de Proyecto como cabeza visible del mismo – y finalmente, aquellas que siguen un modelo híbrido en el cual combinan, o lo intentan, elementos de ambos mundos.

Una de las metodologías de gestión de proyectos más populares es PRINCE2, que ante la irrupción de la Agilidad en el mundo empresarial, ha decidido quitarse la etiqueta de «metodología para proyectos tradicionales en cascada», apostando por una combinación de los principios, comportamientos y técnicas Ágiles con los principios, temas (áreas de conocimiento), y procesos de PRINCE2. Es para ello que AXELOS, la organización que gestiona el cuerpo de conocimiento de PRINCE2,  ha elaborado PRINCE2 Agile.

¿Pero, por qué querría una organización que usa metodologías Ágiles incorporar PRINCE2 a su metodología de trabajo o viceversa? Según AXELOS, las metodologías Ágiles pueden ser muy efectivas en la construcción de un producto, pero son insuficientes para gestionar un proyecto, especialmente si este reviste cierta complejidad. Y es aquí donde entra en juego PRINCE2 Agile. Hay que aclarar que este no es un intento de crear una nueva metodología que intente sustituir a PRINCE2, sino que es una orientación o conjunto de buenas prácticas para combinar la Agilidad con la Gobernanza a la hora de llevar a cabo un proyecto software.

prince2agile.wiki

Un proyecto según PRINCE2 consta de tres niveles en la toma de decisiones: Dirección del Proyecto, Gestión del Proyecto y Entrega del Producto. Es en esta última capa donde mejor encajan las metodologías Ágiles como Scrum, Kanban etc. Si entendemos la Agilidad como una escala en la cual podemos movernos y no como algo binario, una empresa que aplique PRINCE2 Agile se encontrará en algún punto intermedio de la misma. Este grado de Agilidad vendrá determinado por el llamado Agilómetro, que no es más que un conjunto de indicadores – flexibilidad en las entregas, nivel de colaboración etc. – a los cuales debemos asignar una puntuación de 1 a 5 al inicio del proyecto, para saber de dónde partimos, cómo adaptar mejor PRINCE2 y qué acciones correctoras podemos tomar para mejorar estos indicadores.

Axelos

Sin embargo, por mucha Agilidad que quiera aplicarse, deben establecerse algunos límites si queremos seguir aplicando PRINCE2. Así por ejemplo, aunque los equipos de desarrollo puedan tener bastante autonomía a la hora de entregar las funcionalidades pedidas, esta auto-organización nunca será completa. Serán el Jefe de Proyecto o la Junta del Proyecto, los que tengan la última palabra en las decisiones de mayor calado que puedan afectar al proyecto en su conjunto. Otro ejemplo sería la combinación de roles: PRINCE2 Agile nos ofrece varias alternativas para conjugar los roles de Scrum Master y Product Owner, con los clásicos de Jefe de Proyecto o Jefe de Equipo. Cada una de estas combinaciones será adecuada según el grado de Agilidad que queramos imprimir al proyecto, pero en ningún caso desaparece la figura del Jefe de Proyecto.

En definitiva, aunque el manual de PRINCE2 Agile hace algunas afirmaciones polémicas tales como que Scrum, u otras metodologías Ágiles, de por sí no son suficientes para gestionar un proyecto y que están enfocadas primordialmente al mantenimiento de productos y servicios (Business As Usual), su aplicación puede ser útil para aquellas organizaciones que quieran empezar a aplicar un cierto grado de Agilidad a sus proyectos, sin tener que modificar excesivamente su manera de trabajar.

Certificación

Por último, señalar que hay un examen oficial de AXELOS que te certifica como PRINCE2 Agile Practicioner, en el cual es necesario aplicar los conceptos y recomendaciones del libro a un caso práctico. No obstante, antes de poder realizar este examen hay que poseer la certificación PRINCE2 Foundation.

Nombre: PRINCE2 Agile
Autor:  AXELOS
Editor:  AXELOS
Año: 2015
Idioma: Inglés
Páginas: 356

Disciplined Agile Delivery

Disciplined Agile Delivery  es un libro escrito por Scott Ambler y Mark Lines, en el que los autores explican con detalle este framework Lean-Agile y cómo encaja en el funcionamiento de una empresa que desarrolle soluciones software. Disciplined Agile Delivery – abreviado como “DAD” – a diferencia de otras metodologías, no se centra exclusivamente en el proceso de construcción de un proyecto de software, sino que abarca todo su ciclo de vida, desde su concepción, hasta su puesta en producción.

Aunque el estilo del libro es claro y directo, es muy recomendable tener conocimientos previos sobre las metodologías Agile-Lean más importantes, como pueden ser Scrum o Extreme Programming, ya que los autores las mencionan a lo largo del libro pero sin llegar a entrar en detalles.

Estructura

El libro está estructurado en seis partes temáticas en las que abarca los diferentes roles existentes, las tres etapas de vida de un proyecto DAD –  Origen, Construcción y Transición – y la Gobernanza Ágil del departamento TI de una empresa.

En la primera parte, Introducción a Disciplined Agile Delivery”,  los autores hacen una introducción al framework, describiendo los principios Agile y Lean de los que parte, así como de las diferentes metodologías o técnicas,  – Scrum, Extreme Programming, Agile Modeling,  Unified Process, Agile Data y Kanban – que emplea DAD y que combina de acuerdo a las necesidades particulares de cada proyecto.

En el siguiente bloque, “La Gente Primero”, se exponen los roles dentro de un proyecto DAD junto con sus derechos y responsabilidades, aunque como los propios autores señalan, al final del día “trabajamos en compañías, no en democracias”.  También se explica la separación entre roles primarios y secundarios, para los cuales los autores han decidido usar nombres genéricos y evitar la terminología Scrum:  por ejemplo al rol del Scrum Master lo denomina Project Leader o Líder del Proyecto.

 

En la tercera parte denominada “La fase de Comienzo”, se describe la fase inicial de un proyecto DAD. Los autores nos recalcan que esta fase debe ser lo más corta posible y que el objetivo principal, es el de acordar una visión común a alto nivel sobre el proyecto con los stakeholders, o partes interesadas, de la manera más eficiente posible. Entendiendo la visión como el alcance, el cronograma, el presupuesto, posibles restricciones relevantes, riesgos clave y la arquitectura de la solución. Asumiendo siempre que los detalles evolucionarán a medida que lo haga el proyecto. También se apremia a empezar a construir nuestro equipo en esta fase, planificando su composición y si hará falta contratar a algún miembro adicional.

 

En el bloque “Construyendo una Solución Consumible de manera Incremental”, se explica cómo se adoptan técnicas de Scrum y Extreme Programming -entre otras – para aplicarlas de manera coherente. Asimismo se remarca la importancia de las retrospectivas y las demostraciones periódicas a las partes interesadas, así como la importancia de que el equipo afronte los riesgos técnicos lo más pronto posible. Por ejemplo, confirmando que la Arquitectura técnica escogida es la adecuada mediante la entrega de funcionalidades end-to-end desde las primeras iteraciones.

 

En la quinta parte titulada “Lanzando la Solución”,  se detalla la última fase del ciclo, llamada fase de Transición. En esta fase se deben superar las últimas pruebas de aceptación y preparar a las partes interesadas para la puesta en producción de la solución. Esto puede incluir actividades como asegurar los entornos de producción, avisar a los usuarios que van a disponer de una nueva versión de la solución, e incluso proporcionar formación si fuera necesario.

 

En el sexto y último bloque, “Disciplined Agile Delivery en la Empresa”, primero se define la Gobernanza como «la actividad que observa al equipo desde el exterior como un sistema al cual debe proporcionar los procesos y estructura oportunas», a diferencia de la Gestión o el Management que ocurre dentro del equipo. Según los autores del libro, gobernar un equipo Ágil es más simple que gobernar a uno tradicional, pero para ello se deben recabar las métricas que sean relevantes y enfocar la Gobernanza  no como una actividad de control de los equipos, sino de capacitación de los empleados.

 

Certificación

Finalmente, comentar que DAD consta de un programa de certificación de cuatro niveles. Con la lectura de este libro y el consiguiente examen podemos sacar el segundo nivel Certified Disciplined Agilist. Lo que hace que, aún siendo un libro extenso, su lectura tenga un mayor valor.


Nombre: Disciplined Agile Delivery
Autores: Scott W. Ambler y Mark Lines
Editor: Prentice Hall
Año: 2012
Idioma: Inglés
Páginas: 544